Falsas creencias de los trastornos mentales 1. Depresión

Todos hemos escuchado hablar de los trastornos mentales más comunes, como depresión, trastorno bipolar, ansiedad, pero ¿sabemos realmente qué son y en qué consisten?

He decidido crear una serie breve de trastornos mentales y falsas creencias con respecto a ellos para que a través de la información cada vez seamos más conscientes de la gravedad del asunto y evitemos bromas innecesarias.

 

En post sucesivos ahondaré más sobre cada uno de ellos, y dejaré abierta esta serie para ir incluyendo otros en los que estéis interesados, podréis dejarlo en comentarios de este post o en cualquier post de Instagram que hay sobre esto. 

Depresión 

Depresión no es sentirte un día triste o “estar de bajón”, todos nos podemos sentir mal un día, muchas veces sin ninguna razón aparente, pero esto no significa que la persona sufra depresión. Existen grandes diferencias entre estar triste y vivir con depresión, te dejo las diferencias que más suelen confundirse: 

  • El tiempo:

    La duración un momento de tristeza puede ser de unas cuantas horas, en cambio, un trastorno depresivo puede durar varios meses o años si no recibe tratamiento.

  • Emoción vs trastorno:                           

    La tristeza se considera una emoción natural humana, que se siente en momentos donde las cosas no salen como esperamos o recibimos malas noticias, por ejemplo, en cambio, la depresión en algunos casos puede tener un origen orgánico.

  • Tratamiento:

    La tristeza suele desaparecer por sí misma unas horas o días después del evento que la provocó, sin embargo, la depresión necesita un tratamiento específico llevado a cabo por profesionales.

Síntomas de depresión

  • Estado de ánimo deprimido la mayor parte del día casi todos los días
  • Mayor necesidad de dormir que de costumbre, o menos que de costumbre (insomnio o hipersomnia)
  • Fatiga, incluso cuando el nivel de actividad ha sido bajo
  • Dificultad para encontrar placer o interés en cosas o actividades, incluso en aquellas que antes sí les producían placer o motivación
  • Agitación o retardo motor, pueden moverse mucho más despacio o más rápido que la media de las personas
  • Gran sentimiento de culpabilidad la mayor parte del tiempo y con una visión del futuro desesperanzadora.
  • Reducción considerable de la capacidad de concentración en diferentes tareas.

Espero que encuentres este post interesante, ¡recuerda dejar en comentarios los trastornos sobre los que te gustaría saber más!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Isabel García
Isabel García

Hola, Mi nombre es Isabel. Soy psicóloga general sanitaria viviendo en Londres desde hace varios años. He ofrecido terapia a muchos españoles en Londres con muy buenos resultados desde hace tiempo, ahora estoy realizando terapia en modalidad online. Si necesitas una ayuda extra para superar algún problema, estás atravesando una situación difícil o simplemente crees que te vendría bien aprender nuevas estrategias para enfrentarte a las nuevas situaciones ponte en contacto conmigo.

Ver más artículos »

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos recientes
Categorías
SÍGUEME EN INSTAGRAM
SÍGUEME EN FACEBOOK
Ir arriba