Consecuencias psicológicas de emigrar

Emprender un nuevo camino

Decidir coger las maletas y emigrar a otro país no resulta tan sencillo como puede parecer y además puede traer una serie de consecuencias psicológicas para el emigrante.

Todos sabemos que la inmigración no es un fenómeno que se haya inventado recientemente, sino que desde siempre los humanos han emigrado a otros lugares en busca de nuevas oportunidades o mejores condiciones. Estos movimientos migratorios suelen ser consecuencia de una crisis, en los últimos tiempos, crisis económicas. A causa de la crisis económica de España, fuimos miles los que decidimos abandonar el país para buscar un futuro mejor que el que en aquel momento nos podría dar España. Pero

Pasaporte para emigrar

Pero, ¿siempre que emigramos mejora nuestra calidad de vida?

La inmigración conlleva unas consecuancias psicológicas además de para el que emigra también para sus familiares y amigos que se quedan en el lugar de origen, ya que ellos también sufrirán la falta de esa persona. En el post de hoy vamos a centrarnos en las consecuencias para en emigrante.

El emigrante, al cambiar de vida debe enfrentarse a una serie de desafíos y obstáculos a los que probablemente no estaba acostumbrado, como por ejemplo:

  • Conseguir alimento
  • Conseguir un lugar donde dormir
  • Comunicarse en una lengua que no es la propia
  • Desapego de sus familiares y amigos
  • Cambio de la propia identidad
  • Conocer y adaptarse a una nueva cultura

Estos nuevos desafíos pueden generar ansiedad, estrés crónico, cambios de humor, confusión, estados de ánimo deprimido y falta de autoestima entre otros.

Este proceso, que dependiendo de la persona y sus recursos puede durar más o menos tiempo, debe llevarse a cabo reforzando la autoestima de la persona emigrante, para tratar de evitar que estos síntomas permanezcan en el tiempo, empañando la experiencia del emigrante.

¿Qué podemos hacer para que esta nueva aventura sea lo más emociónate posible y saquemos lo mejor de ella?

1.           Antes de emigrar, despídete

Ya has decidido que te vas y no vas a cambiar de opinión, entonces, despídete de tus seres queridos de forma consciente, aunque la tecnología nos acerca mucho y parece que las distancias son menos distancias, un buen abrazo de un ser querido es importante para nosotros.

2.           Expectativas

Ten muy claro qué esperas de la nueva aventura, ser realista te va a ayudar mucho a que el cambio no sea tan traumático. Tus expectativas deben estar lo más acorde a la realidad para que tus emociones sean estables. Unas expectativas excesivamente altas pueden hacerte sentir que has fracasado en tu aventura, y unas expectativas demasiado bajas pueden desanimarte demasiado haciéndote no usar todos tus recursos.

3.           Una nueva oportunidad para conocerte

Estar en un lugar nuevo, con cultura diferente, totalmente fuera de tu entorno es una gran oportunidad para conocerte a ti mismo/a, han desaparecido las antiguas reglas y patrones y es una oportunidad para crear nuevas

4.           Aprende

Tómate la experiencia como una oportunidad para aprender otro idioma, otra cultura, otras formas de ver la vida. Trata de no juzgar ni comparar con tu país de origen, no es ni mejor ni peor, es diferente, y conocer cosas diferentes hacen que tu mente sea más flexible.

5.           Sentimientos de soledad

Atravesarás momentos en los que te encuentres solo/a y sólo quieras volver con tu gente, a tu ambiente, donde te sientes cómodo. Es completamente normal, no te preocupes, llama a tus seres queridos, trata de pasar un buen rato de charla, pero no te obsesiones con que todo lo que dejaste atrás es mejor que lo que tienes hoy o podrás tener nunca, esto hará que extrañes mucho más y solo pienses en la vuelta.

6.           Conoce todo lo que puedas

Has dejado atrás todo lo que conocías, así que hay que volver a conocer. Trata de conocer gente nueva, de hacer planes interesantes, de relacionarte lo máximo posible. Esto será útil por dos motivos:

  • Sociabilizar es positivo para los humanos, ya que somos seres sociales por naturaleza, y nos sentimos mucho mejor cuando pertenecemos a un grupo.
  • Practicarás más el idioma y te hará mejorar más rápido.

Es un gran cambio, pero recuerda que los cambios no tienen por qué ser negativos

Puedes visitar este enlace que te llevará al post donde hay unos simples consejos que te ayudarán a estar más felíz

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Isabel García
Isabel García

Hola, Mi nombre es Isabel. Soy psicóloga general sanitaria viviendo en Londres desde hace varios años. He ofrecido terapia a muchos españoles en Londres con muy buenos resultados desde hace tiempo, ahora estoy realizando terapia en modalidad online. Si necesitas una ayuda extra para superar algún problema, estás atravesando una situación difícil o simplemente crees que te vendría bien aprender nuevas estrategias para enfrentarte a las nuevas situaciones ponte en contacto conmigo.

Ver más artículos »

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos recientes
Categorías
SÍGUEME EN INSTAGRAM
SÍGUEME EN FACEBOOK