Organización, la clave para el cambio

Estamos casi casi a final de año, y nos acordamos de aquellos propósitos de año nuevo que hicimos el año pasado y que no cumplimos…. ¿por qué no los llegamos a cumplir? 

Algo que ocurre frecuentemente es que:

  • No somos realistas y acabamos abandonando por que nos frustramos al no conseguir nuestro objetivo
  • Queremos conseguirlo al día siguiente, y los cambios necesitan tiempo.
  • No creamos un plan de acción para conseguir el objetivo, lo que resulta en un esfuerzo inmenso sin ninguna recompensa, por lo que acabamos abandonando el objetivo y creyendo que no lo conseguiremos nunca. 

¿Quieres conseguir tus objetivos? sigue leyendo

Los primero que necesitamos es tener unos objetivos claros hacia los que ir, pero recuerda que los objetivos deben ser: 

  • Medibles, no solo perceptibles de forma subjetiva.
  • Realistas con tus características, por ejemplo, no te propongas ser deportista de élite e ir a las olimpiadas si ya tienes 60 años.
  • Realistas en el tiempo, no pretendas aprender un idioma por ejemplo en una semana.
  • Deben ser explícitos y concretos, dejemos el mínimo margen a la interpretación.

Ya tenemos los objetivos, ¿ahora qué?
Ahora necesitamos un plan que nos acerque a ellos.Para aumentar las probabilidades de éxito necesitaremos crear mini objetivos dentro del objetivo principal, para recibir reforzadores frecuentemente y que nuestra motivación no decaiga.
Para ayudar a esto he creado dos plantillas,- Una semanal, en la que podemos poner nuestros objetivos, y marcar con un tick cuantos días los hemos cumplido. Os dejo dos, uno con unos ejemplos para mejorar nuestro bienestar, y otro en blanco para que lo rellenéis vosotro@s. – Otra diaria que nos servirá para crear pequeñas metas diarias que nos acerquen al objetivo principal.  ¡Espero que os guste y las uséis!  

Objetivos en blanco

Objetivos semanales con ejemplos

Planificador diario